Imputaron a la funcionaria mendocina que hizo una fiesta en plena cuarentena

Se trata de Patricia Mercado, de Relaciones Institucionales de la Municipalidad de La Paz, quien festejó el cumpleaños de sus hijos el viernes. La fiscal de Instrucción Mariana Cahiza también imputó al esposo por haber incumplido el artículo 205 del Código Penal.
Sin títulodf
Imputaron a la funcionaria de La Paz que violó el aislamiento social, preventivo y obligatorio al realizar una fiesta para festejar los cumpleaños de sus dos hijos, informaron fuentes judiciales.
 
Ayer por la noche la fiscal de Instrucción Mariana Cahiza imputó a Patricia Mercado y a su esposo Eduardo Cuesta por haber incumplido el artículo 205 del Código Penal, que reprime con "reclusión o prisión de tres a quince años" al que "propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas".
El viernes por la noche unos vecinos de La Paz, localidad situada a 145 kilómetros de la capital provincial, alertaron a la Policía porque se estaba realizando una fiesta en una vivienda con música.
Al llegar al lugar, los efectivos constataron que se desarrollaba un festejo en la que estaba la funcionaria junto a un grupo de personas. En un video que se filtró se vio a los partícipes de la reunión de diversas edades festejando sin barbijos.
 
De esta manera, la fiscal Cahiza imputó a la funcionaria y su esposo al igual que al dueño de la vivienda donde se realizó el evento, Norberto Mercado, tío de la mujer.
 
Contrataron servicios de: DJ, fotografía y video


La funcionaria no escatimo gastos y en plena cuarentena organizó una fiesta para festejar el cumpleaños de sus dos hijos. Pero los vecinos denunciaron lo que estaba ocurriendo a la Policía, que rápidamente llegó al lugar constatando que varias personas se encontraban rompiendo el aislamiento social, preventivo y obligatorio.
Patricia Mercado, Coordinadora de Relaciones Institucionales y con la Comunidad del intendente Fernando Ubieta (PJ) no le importó la cuarentena y festejó un cumpleaños doble: los 15 de Catalina y los 18 de Matías, dos hijos.
Cuando la Policía llegó al lugar pidió darle fin a la situación debido a que había personas de todas las edades, entre niños, adolescentes y adultos.
Cabe destacar que el decreto que dictamina la cuarentena obligatoria prohíbe las fiestas de todo tipo. Y según informaron fuentes oficiales, en el doble cumpleaños los invitados estaban sin barbijos ni elementos de protección (como se ve en los videos que circulan por las redes sociales), sumado a un servicio de música y fotografía, que aún no se encuentra habilitado por el Gobierno para trabajar en plena pandemia.
El caso está en manos de la fiscal correcional del Este Mariana Cahiza, quien tuvo acceso a un video de la fiesta que demuestra cada uno de los puntos que las personas pasaron por alto respecto al decreto del Gobierno.
(H.F.C.A.)

Te puede interesar