"No me van a torcer el brazo", dijo Fernández sobre la continuidad de la cuarentena

La Argentina, salvo el Área Metropolitana de Buenos Aires, pasa a fase 4 del aislamiento obligatorio, con algunas aperturas. La nueva etapa del aislamiento social preventivo y obligatorio que será hasta el próximo 24 de mayo.
Sin título2
El presidente Alberto Fernández anunció la nueva fase del aislamiento social, preventivo y obligatorio que se mantiene desde el 20 de marzo para mitigar el avance del coronavirus en el país. La extensión de la cuarentena será hasta el 24 de mayo, con apertura para algunas actividades en distintas zonas del país. Lo hizo a través de una conferencia de prensa desde la residencia de Olivos y acompañado por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.
 
Fernández  dijo tener un "enorme orgullo por el comportamiento de los ciudadanos durante la pandemia de coronavirus" y consideró que la Argentina está "logrando los objetivos planteados para controlar el avance de los contagios".
 
Puso como ejemplo los sistemas desarrollados por Suecia y Noruega y advirtió que, de haber flexibilizado la cuarentena como hizo el gobierno sueco, Argentina hubiera tenido hoy 13.900 muertos. Por eso pidió a quienes "son atrapados por la ansiedad en abrir la economía" que hagan este tipo de reflexiones" e insistió con que su gobierno seguirá priorizando el cuidado de la salud de los argentinos.
3253360w740

En este sentido, el presidente aseguró "no me van a torcer el brazo, voy a cuidar antes que nada a la gente" al ratificar su decisión de continuar con el aislamiento social para combatir el coronavirus y apuntó contra un sector de la oposición que "convocan con gran imprudencia al descuido de la gente".
 

"Tengo la suerte de gobernar con gobernadores que valoro mucho sus trabajos, también con los opositores", remarcó Alberto durante la conferencia de prensa.

 
Sobre el análisis del total del país, subrayó que los contagios de coronavirus se duplican cada 25,1 días, pero advirtió que la región del AMBA todavía está lejos de ese objetivo porque concentra el 86,2 por ciento del total de casos y es donde se duplican las cantidades cada 18,8 días, por eso subrayó "no podemos salir a tontas y locas en desmedro de la gente".
 
 

"Queremos que la actividad se normalice sin poner en riesgo a la gente".

 
 
En la región del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) continuará con la cuarentena obligatoria tal cual como se realizó hasta ahora, a diferencia del resto del país que iniciará la fase 4 del aislamiento, es decir que se habilitan ciertas flexibilizaciones.
 
"No es un avance ni un retroceso, sino trabajar con seriedad, el objetivo no se pudo alcanzar", argumentó el jefe de Estado, y agregó que "la habilitación de comercios e industrias, tanto en la Ciudad como en la provincia de Buenos Aires, deberá contar contar con la autorización del gobierno nacional".
Sin título23

 
Mientras que en el interior del país la disposición de habilitar industrias o comercios queda en manos de gobernadores o intendentes, según corresponda, "nosotros estamos anexando protocolos que permitirían habilitar a un numero muy importante de empresas. Lo único que tendrán que verificar es que esos protocoles sean cumplidos y fiscalizar que no dejen de cumplirse" explicó.
 
Y en este sentido, aclaró que "las empresas o industrias que quieran reabrir deberán ocuparse del traslado de sus trabajadores hasta el lugar de trabajo".
 

3,5 millones ya recibieron el IFE y 2,1 millones su salario complementario

El presidente resaltó que 3,5 millones de personas ya cobraron el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), otras 33.000 ya tienen acreditados en sus tarjetas préstamos solicitados a tasa cero, y 2,1 millones de trabajadores cobraron un salario complementario con asistencia del Estado
 

 

"Queremos llevar la ayuda allí donde es necesaria".

 
"Sabemos el padecimiento de quienes tienen sus negocios cerrados, que no pueden trabajar" afirmó al asegurar que "el Gobierno nacional le presta mucha atención a la economía" y los efectos que derivan de la pandemia.
En ese sentido, afirmó que por tener conocimiento del efecto económico que se está registrando se adoptaron desde el Gobierno nacional "medidas para llegar a los sectores que más lo necesitan" y precisó que "el Ingreso Familiar de Emergencia que llega a 8 millones de personas, ya hay 3,5 millones que lo cobraron" a través de la Anses.
 
 

"Prefiero una fabrica vacía porque sus empleados están en cuarentena y no porque están enfermos o muertos".

 
298120_anuncio

 
También mencionó que "los créditos a tasa cero para monotributistas y autónomos llegan a 282.000 personas que tienen el ok de la AFIP, y ya hay 33.000 personas que vieron acreditar los montos en sus tarjetas".
 
"El plan de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) que favorece a 225.000 empresas ya cuentan con 2.1 millones de trabajadores que cobraron el salario complementario", correspondiente al 50% de sus haberes, amplió el presidente.
 
 
"Todo esto lo estamos haciendo porque conocemos el problema que la economía atraviesa frente al efecto de la cuarentena, no dejamos de prestarle atención pero reafirmamos que lo que más nos preocupa es cuidar la salud de la gente y preservar la vida" afirmó.
(H.F.C.A.)

Te puede interesar