Los Toldos: la policía ingresa familiares y amigos en forma clandestina

INTERIOR 30 de abril de 2020
Mientras se les exige a los pobladores que no salgan, que que viajen, por otro lado, la policía se arroga la facultad para decir quién pasa y quién no: obvio, primero los parientes y amigos. El párroco del lugar, Marcelo Tobar se hizo eco del malestar de los vecinos, mientras el intendente guarda un sospechoso silencio.
LOS TOLDOS comisaría
- Comisaría de Los Toldos y una formación de efectivos.
Los hombres son buenos, pero son más buenos si se los controlan. Vieja y certera máxima que se adjudica al General Perón. Un ejemplo es lo que está ocurriendo en Los Toldos, único pueblo argentino al que para ingresar hay que pasar primero por Bolivia.
Allí, aislados totalmente hasta hace unos días, el gobierno provincial autorizó a la policía para que disponga sobre el ingreso al poblado, dado que mucha gente está volviendo de trabajar en otros lugares. Hace días y después de penar y esperar en Orán y Aguas Blancas pudieron pasar tres colectivos repletos de trabajadores golondrinas.
Pero hay más gente varada en Orán y Aguas Blancas, que no puede regresar porque no consigue los permisos ni convencer a las autoridades. Sin embargo, según denunció el párroco Marcelo Tobar, hay gente que goza de ciertos privilegios lo que generó un gran malestar en el lugar.
“Están haciendo cruzar gente por la frontera Aguas Blancas – Bermejo, y escondiendo personas en el móvil policial desde esa  frontera  hasta nuestro pueblo, transitando los 110 kms por la ruta boliviana”, denunció un vecino al teléfono de El Expreso de Salta.
“Son personas que no tienen permiso de circulación (que se tramita solamente a través de la Cancillería debido al uso de ruta de Bolivia) pero los policías aprovechan del permiso de circulación que tiene el móvil de la subcomisaria de Los Toldos para transitar por la ruta de Bolivia y volver en reingresar a la Argentina en el paso fronterizo de El Condado (Arg.) - La Mamora (Bol.). 
Así ingresaron personas que estaban trabajando, por ejemplo, en La Rioja. “Todos los que ingresaron son parientes de los policías”. 
El caso más resonante se conoció el pasado el 21 de abril, con una estudiante toldeña M.L., hija de un comisario de Orán (Óscar López) que tiene su familia en Los Toldos. Primero se habría intentado hacerla pasar en un camión de EDESA que tiene permiso otorgado por el gobierno argentino para el abastecimiento de combustible de la usina de Los Toldos. A la estudiante se le había denegado el permiso en la frontera Aguas Blancas - Bermejo. Luego se intentó hacerla pasar por enferma para que ingrese en la ambulancia del centro de salud. Pero finalmente logró cruzar en el móvil policial de Los Toldos, aprovechando que fue enviado a Orán llevando efectivos. En la operación aparecen involucrados los efectivos Aparicio, Gutiérrez, Castillo y Aguado, entre otros.
Otro caso que ilustra esta situación es la de un futbolista que se desempeñaba en El Ciclón de Tarija (2da División) de apellido Garay que llegó hasta la frontera y también habría ingresado oculto en el móvil policial hasta Los Toldos con el encubrimiento de un primo que trabaja en la seccional. 
Otro caso es el de una docente de apellido Burgos que también habría ingresado oculta en un móvil policial.
En el pueblo son pocos y se conocen todos. Entonces, llama la atención que de la noche a la mañana aparecen algunas personas que hace rato no se veía. Como es el caso de una maestra de apellido Castillo y que sería hermana del policía Renzo Castillo. 
La “magia” de hacer aparecer sería obra de las seccionales de Los Toldos y de El Condado. Ya que ante el cierre de las fronteras de ambos países “es imposible llegar vía terrestre”.
Estos y otras irregularidades son de público conocimiento en el pueblo cada vez más indignado. ¿Y el intendente hace la vista gorda a todo esto?

Te puede interesar